Virtualización de servidores sin intermediarios

Procedimientos de virtualización compiladas en el núcleo

El rasgo distintivo principal entre los KVM VPS y prácticamente todos los demás tipos de virtualización se oculta en la propia tecnología de virtualización. Por medio de KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en el host – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se compilan en el interior del SO de la máquina anfitriona. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar a fin de correr más aplicaciones dejando al mismo tiempo estos recursos a disposición de los huéspedes creados en el servidor. La eliminación de este eslabón de comunicación extra además acorta los tiempos de espera de entrada/salida, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Mejor utilización de los recursos

Aplicación conveniente de los recursos de servidor

En el caso común las máquinas guest no pueden funcionar si no hay una capa adicional entre ellas mismas y el host que se haga cargo de la administración de recursos. Esta es una circunstancia que lleva a menos recursos disponibles para las propias máquinas virtuales. Con la ayuda de los KVM VPS, el nivel complementario ya no existe, teniendo en cuenta que el sistema de virtualización se elabora dentro del SO del anfitrión. De esta manera, todos los recursos facilitados por la máquina anfitrión serán utilizados debidamente por los VPS que han sido configurados. Esta disponibilidad de recursos garantiza un impulso extra que se requiere para que sus páginas electrónicas y aplicaciones web sobresalgan entre sus competidores.
Mejor utilización de los recursos

Un control absoluto sobre el SO

La limitad total de cargar el SO que le guste

Lo que se puede considerar una limitación de los VPS, vs. los servidores reservados, es el sistema operativo en sí – en el caso común solo será posible elegir entre las alternativas de sistemas operativos que hay en la infraestructura del proveedor. Cuando dispone de un VPS KVM, no obstante, es posible – instalar prácticamente un sistema operativo cualquier que sea compatible con las especificaciones de su servidor o la configuración de hardware del servidor madre. Esto es posible gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM se integra directamente en el sistema operativo del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, fácil de encontrar en muchas otras soluciones de virtualización.
Un control absoluto sobre el SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL